PROFESORADO DE ARTES VISUALES DEL INSTITUTO SUPERIOR SANTA ANA-

Olazábal 1440-Belgrano CABA- Argentina








Que la inspiración te encuentre trabajando.



Pablo Picasso

martes, 23 de septiembre de 2014

100 AÑOS EN BELGRANO


El 1º de Octubre se llevarán a cabo las celebraciones por los 100 Años de la llegada de las Hermanas de la Congregación Hijas de Santa Ana al barrio de Belgrano donde desarrollaron una extensa y fructífera obra de educación.
Fundaron entonces la Academia de Santa Teresita, donde enseñaban diferentes oficios para preparar a las jóvenes humildes del Bajo Belgrano, para defenderse en la vida y desempeñarse laboralmente. Dibujo, Pintura, Labores, Contabilidad, Idiomas, fueron algunos de esos primeros Talleres.
Posteriormente se crea la escuela Primaria y Jardín de Infantes.
En 1960 se fundan la Escuela secundaria , el Magisterio de Bellas Artes primero y luego en 1964 el Profesorado de Bellas Artes.
En 1961 comienzan los primeros niveles de  Música que darían luego lugar al Profesorado de Música.
En 1971 se crean los Profesorados de Nivel Inicial y Primario.

Toda esta labor de las Hermanas, siempre con el lema "Educando con espíritu de Familia", con sacrificio, incorporando terrenos y edificando gracias a donaciones y al esfuerzo de la Unión de padres de familia, siempre dispuestos a ayudar.
Hoy la obra de las Hermanas se ha materializado en los 2 Institutos que funcionan en el predio actual que se extiende entre Mendoza y Olazábal:

Instituto Santa Ana y San Joaquín A-252 que comprende Nivel Inicial-Nivel Primario-Nivel Medio y Profesorado de Nivel Inicial , de Nivel Primario y Ciencias de la Educación.

Instituto Superior Santa Ana A-792 que comprende el Profesorado de Artes Visuales y el Profesorado de Música.

Nuestro querido "Bellas Artes" hoy llamado Profesorado de Artes Visuales , también pasó por varios cambios edilicios desde que se creara en 1960.
Hoy cuenta con espaciosos Talleres donde estudiar y crear.
Compartimos algunas fotos recordando en  las Hermanas de hoy a aquellas primeras tan arriesgadas y sostenidas por una enorme Fé ,que se aventuraron en el Bajo Belgrano en 1914.

Habrán soñado que su obra  sería tan grande y llegaría a tantas generaciones.de niños y jóvenes?



 Vista del edificio de Dibujo y Pintura, Secretaría al fondo y a la derecha la Sala Multimedia-"Juan Antonio Ballester Peña"





Vista del patio interior y el Taller de Cerámica TAST desde el 1° Piso de Pintura.En otoño, con el hermoso Acer en todo su esplendor.






El sector del Profesorado de Música (1° Piso) visto desde Bellas Artes.




Alumnas armando el Mural de tejas en el Patio de Escultura.





El Mural del grupo Prana (en realización).visto desde el Patio de Grabado. Al fondo el Patio de Escultura.




Alumnas consultando en la Biblioteca




El Taller de Grabado.






Vista del Taller de Grabado







Trabajando en el Taller de Grabado




Sector de uno de los Talleres de Dibujo y Pintura.




Uno de los Talleres de Dibujo y Pintura.




Taller "Xul Solar"




Charla durante la Semana de las Artes en el Taller "Antonio Berni"





El Taller de Escultura



Trabajando en el Taller de Escultura



































viernes, 5 de septiembre de 2014

CARLOS GORRIARENA EN LAS SALAS NACIONALES DE EXPOSICIÓN

Se está llevando a cabo en las salas del Palais de Glace, (Salas Nacionales de Exposición), una muestra retrospectiva del pintor y dibujante Carlos Gorriarena, quien falleciera en Uruguay en el verano de 2007 a la edad de 81 años.












Cuando se produjo su fallecimiento, aparecía en el diario LA NACIÓN el siguiente comentario que resume en parte su espíritu y el de su obra:

"Nacido en Buenos Aires, maestro del color conocido por su paleta encendida, de contornos difusos y deformantes, el estilo de Carlos Gorriarena descolló por la fuerza expresiva de un realismo crítico, de actitud denunciante e impronta irónica y mordaz. Con más de treinta exposiciones individuales, expuso en el país, Brasil, México, Canadá, Francia y Madrid, donde residió durante 1971.
Participó en casi 200 muestras colectivas, y entre los numerosos reconocimientos a su labor pictórica ganó el Gran Premio de Honor del Salón Nacional, en 1986. En 1989 se hizo acreedor de la Beca Guggenheim.
Formado en la Escuela Nacional de Bellas Artes bajo la tutela de Antonio Berni y Lucio Fontana, Gorriarena se interesó por la pintura que mostraba una sensibilidad social y así se alejó del establishment académico para proseguir sus estudios en un marco de mayor libertad con Demetrio Urruchúa, un pintor anarquista a quien consideraba "un ejemplo de vida".
Consustanciado con el ideario político de izquierda, alguna vez afiliado al Partido Comunista, del cual fue expulsado en la década del 60, la visión progresista de Gorriarena quedó plasmada en sus lienzos. Retrató sin retaceos y en tono paródico, casi caricaturesco, tanto a los "iconos de la barbarie", militares argentinos de rostros anónimos, como a grandes líderes políticos, eclesiásticos y artísticos, con tono ácido y zumbón.




En su pintura anti idealista, con énfasis en una tipificación de orden social, donde asoma su claro rechazo al hedonismo, al consumismo, la banalidad, los excesos, la corrupción y el autoritarismo, condenó lo que consideraba el derrumbe de los valores espirituales, políticos y morales del hombre por un creciente afán materialista o por la acción de regímenes políticos opresivos .
Observador sagaz y puntilloso, impregnó su paleta de un fuerte sustrato psicológico, subrayando también comportamientos, poses, gestos y actitudes humanas alejadas de la moral para desnudar ciertos hábitos y costumbres decadentes, con una gran variedad de recursos dramáticos.
Una constante de su pintura fue la crónica de la realidad plasmada con escepticismo. Grandes críticos de arte elogiaron su pintura, la calificaron de "pictóricamente muy madura" y rescataron de ella "la sensibilidad que no proviene precisamente de un esteticista, es decir, del que busca la perfección externa", sino del eterno subjetivista, del artista que exacerba "las formas y el color en pos de defender el sustento ideológico que guía su arte. La resultante es una estética que alcanza su punto más alto y revulsivo cuando se aúna con la moral". .

Loreley Gaffoglio- LA NACIÓN
17 de Enero de 2007