PROFESORADO DE ARTES VISUALES DEL INSTITUTO SUPERIOR SANTA ANA-

Olazábal 1440-Belgrano CABA- Argentina








Que la inspiración te encuentre trabajando.



Pablo Picasso

miércoles, 13 de agosto de 2014

VIERNES 15 DE AGOSTO


En el arte cristiano occidental, la Asunción de la Virgen es un tema tardío. 
En Oriente, se veneraba la Dormición de la Virgen, de la que tenemos grandes obras también en Occidente hasta la época del Barroco en el siglo XVII.

La Virgen tiene una actitud pasiva en la Asunción, no sube por sus propios medios sino que es subida, ascendida por las alas de los ángeles hacia el Paraíso. En algunas representaciones antiguas se reflejaba de dos maneras, la Asunción del alma y la Asunción del cuerpo.


En ocasiones, la Asunción se transforma en Ascensión, porque la Virgen no será elevada a los cielos por manos de los ángeles sino que en muchas escenas es la Virgen la que sube a los cielos, rodeada, como si fuera un cortejo, un acompañamiento solemne, de los ángeles.







El ejemplo más contundente de esta transformación iconográfica será la obra de Tiziano, un gran retablo de altar, pintado en 1518 para un convento veneciano. Parece que en el siglo XVII, se vuelve a la representación tradicional, por la que la Virgen es elevada a los cielos por los ángeles que la rodean y acompañan.



En esta iconografía de la Virgen elevada por ángeles encontramos bordados, relieves, miniaturas, tímpanos de portadas  y varias obras de pintores célebres como Masolino, Fra Filippo Lippi, Mantenga.

En la representación de la Virgen ascendiendo sola, las representaciones son más abundantes: Perugino, Tiziano, correggio, Durero, Guido Reni, Annibale Carracci, Rubens, Rembtrandt, Poussin, Murillo, Piazzetta, para citar los más relevantes.







La Asunción de la Virgen de El Greco es un óleo sobre tela, de grandes dimensiones, 401x229 cm. Fue pintada en el año 1577 y está en el Chicago Art Institute.


Fue la primera obra de El Greco en Toledo, para el convento de Santo Domingo. Obra magnífica, de gran riqueza cromática, con una ambientación misteriosa, etérea, una obra serena en la que los apóstoles comentan en grupo el suceso y los ángeles reciben en acto de adoración a la Virgen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario